Cómo adaptar el color violeta a tus interiores

Cómo adaptar el color violeta a tus interiores

Hasta hace algunos años, se creía que el color violeta era difícil de combinar y no se empleaba en los interiores con frecuencia. Hoy en día, se ha popularizado y se asocia con la elegancia y sofisticación. ¡Descubre cómo adaptarlo a tus interiores!

El morado representa la unificación al ser una combinación del rojo y el azul. Sugiere misterio, riqueza, melancolía, creatividad y sensualidad. Es el color místico por excelencia, simboliza la vida espiritual y se dice que es capaz de transformar la energía negativa en positiva.

A la hora de elegir los tonos para cada habitación (superficies y elementos decorativos), es importante considerar qué sentimiento quieres transmitir y basarte en una paleta de colores análoga para dar uniformidad al área.

Es por eso que para el año en curso, Pantone Color Institute, seleccionó al Ultra Violeta (Pantone 18-3838) como color del año y aunque ya estemos en la segunda mitad del 2018, este tono viene para quedarse por su ruptura con los convencionalismos y su brillo artístico.

De la misma manera, el morado suele asociarse a prácticas de mindfulness por lo que es ideal para habitaciones destinadas a la relajación y el descanso. El uso de una luz con tonos púrpuras en los espacios de meditación y reunión, estimula e inspira una halo de conexión.

Sin embargo, el violeta es un color tan multifacético que puede emplearse de muchas maneras, ya que cuenta con una gama que va desde el añil hasta el lila o lavanda. Identifica qué es lo que quieres transmitir en la habitación y ¡elige el tono que más te guste!

Tonos oscuros

Para dar profundidad, sobriedad, elegancia y serenidad a una habitación, te recomendamos emplear tonos más oscuros como el berenjena, bizantino y morado para algún dormitorio, oficina, despacho o cocina.

Tonos claros

Si lo que quieres es un look más suave, que transmita dinamismo, frescura y relajación, los tonos claros como el lila, parma, malva, lavanda o gris de lino, son ideales para los baños o habitaciones infantiles.

Si tu objetivo es crear un ambiente aún más calmado y neutro, aplícalo únicamente a ciertos detalles como edredones, cojines, cenefas o cortinas y combínalos con tonos neutros como el gris, blanco o beige.

Recuerda que la gama del violeta sale de lo convencional para enaltecer cualquier espacio y también luce fabuloso en mobiliario y otros accesorios como velas, cajitas decorativas, alfombras, tazas, o inclusive, flores y ramas de lavanda.

¿Qué esperas para decorar con un nuevo color tus habitaciones?

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.