Rockwell Group, pioneros del interiorismo contemporáneo

Rockwell Group, pioneros del interiorismo contemporáneo

Detrás de los mejores proyectos, siempre están las mentes más creativas y versátiles. Es por eso que el diseñador e interiorista Americano, David Rockwell, decidió crear su propia firma de diseño e interiorismo en 1984 en la ciudad de Nueva York.

La empresa de 34 años de experiencia es reconocida a nivel mundial por diseñar y elaborar todo tipo de espacios, desde hoteles y restaurantes, hasta escenarios en teatros y eventos masivos.

A lo largo de los años el grupo ha pasado de ser una firma meramente arquitectónica a una de hospitalidad, dándose la tarea de crear espacios únicos que incorporan diseño, arquitectura, interiorismo y sostenibilidad.

Con una oficina central de tres pisos ubicada en el Union Square de Nueva York y un equipo de más de 250 personas, el recinto principal transmite creatividad de manera inmediata y sorprende con libreros repletos de esculturas, maquetas, fotografías, moodboards, libros e ilustraciones de proyectos anteriores.

El enfoque del grupo ha evolucionado al ir reclutando miembros de todo el mundo con nuevas ideas y perspectivas bajo el brazo. Es esta diversidad la que invita a explorar otras narrativas desde un punto de vista artístico y funcional.

“Son las curiosidades y cotidianidades las que alimentan nuestras ideas y nos ayudan a conectarlas a través del diseño.” – David Rockwell

Greg Keffer, socio de la firma, asegura que el estudio no tiene limitantes ni es excluyente cuando de crear espacios se trata.

“Estamos haciendo foodtrucks, hoteles, restaurantes, espacios de trabajo, residencias y oficinas. Nos gusta retarnos con nuevas tecnologías y explorar conceptos nuevos que puedan influir sobre nuestros próximos proyectos. Nos mantenemos en constante renovación,” dijo Keffer.

En las oficinas de Madrid, el argentino Diego Gronda fue el encargado de la dirección creativa de la firma en Europa y explica que el enfoque principal está en diseñar experiencias, con ayuda de la arquitectura y el interiorismo.

Además, destacó que el diseño debe siempre tener una función, ya que la estética por sí sola da como resultado un proyecto vacío y sin propósito.

“La firma busca esa esencia diferenciadora para lograr lo irrepetible,” explicó el diseñador. “A la hora de trabajar, solíamos hilar una historia relacionada con el negocio o el entorno, pensando siempre en el usuario final.”

Conoce algunas de sus obras más recientes:

The Anthem – Washington D.C.

The Shed – Nueva York, Nueva York

MGM Cotai – Macau, China

The Diner – Milán, Italia

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.